Platero y yo: Argumento, características, análisis, personajes y mucho más

Platero y yo, es una novela del escritor Juan Ramón Jiménez, en la que cuenta la narración de un burrito llamado Platero y su dueño, para su elaboración del escritor se ha apoyado en recuerdos de su niñez y es por eso que instantes de realidad, pensamiento y sentimientos se mezclan por él, conque no olvides para leer este producto sabes que te encantará.

contenido

  • 1 Silbermann y yo
  • 2 Especificaciones de Platero y yo
    • 2.1 Individuos literarios
    • 2.2 estructura
  • 3 Personalidades
  • 4 Argumento de Platero y yo
  • 5 análisis
    • 5.1 Importancia de las mariposas
  • 6 la película
  • 7 Resumen de Platero y yo

Platero y yo, es una novela del escritor Juan Ramón Jiménez, donde cuenta la crónica de un burrito llamado Platero y su dueño, para su elaboración del escritor se ha apoyado en recuerdos de su infancia y es por eso que momentos de situación, pensamiento y sentimientos se mezclan por él, conque no olvides para leer este artículo sabes que te encantará.

Financiadores y yo

contenido

  • 1 Silbermann y yo
  • 2 Características de Platero y yo
    • 2.1 Personajes literarios
    • 2.2 composición
  • 3 Personalidades
  • 4 Razonamiento de Platero y yo
  • 5 análisis
    • 5.1 Relevancia de las mariposas
  • 6 la película
  • 7 Resumen de Platero y yo

Silbermann y yo

Platero y yo somos una obra de Juan Ramón Jiménez, escrita en España a principios del siglo 20, es más bien un poema dedicado a un hombre y su burrito de color plateado, con quien tiene una bella relación, en esta obra su escritor cuenta las experiencias de la gente en las que vivió, Moguer, y las situaciones , que visité yo mismo. Emplea una lengua única, con el español típico y la zona de Andalucía.

Juan Ramón Jiménez nació en este pueblo el 23 de diciembre de 1881 y murió en San Juan, Puerto Rico el 29 de mayo de 1958, fue un gran poeta que ganó el Premio Nobel de Literatura. Estudió en la Universidad de Sevilla y en su juventud bajo múltiples ataques de neurosis depresiva.

Se casó en 1916 en Zenobia Camprubí, en el momento en que empezó la Guerra Civil Española, salió a USA, entonces a Cuba y Puerto Rico. El Premio Nobel de Literatura fue otorgado en 1956. Su obra poética es muy extensa, con libros que escribió toda su historia, siempre motivados a ser mejores cada día.

Características de Platero y yo

Fue escrito en la localidad de Moguer, Huelva, en la región de Andalucía, España. Comenzó a redactar en 1907 y siete años más tarde apareció la primera versión de él, esta tenía sólo 8 episodios. Su primera edición se publicó en 1914 y tenía un total de 136 páginas, pero su obra completa fue publicada en 1917 y contaba con 138 episodios en 142 páginas.

Se escribió un libro para mayores, pero como lectura simple y transparente, comenzó a ser empleado para leer a niños por el hecho de que estimula su imaginación. En múltiples capítulos verás algunas críticas sociales de la época, la única forma de ver las cosas del escritor.

Yo mismo escribo un prólogo para una de las ediciones en la que afirmaba que nunca escribiría para pequeños pues pueden leer igual que los hombres leen, con escasas salvedades.

En 1920 fue adoptado como libro de lectura en las escuelas y fue entre los libros mucho más leídos en España y América Latina. Este año estoy tratando de agrandar su obra en múltiples capítulos e inclusive escribir una segunda parte bajo el nombre de “La otra vida de Platero”, pero esto jamás se ha materializado.

La dedicatoria del libro fue en Aguedilla, “el desquiciado de la calle del Sol que me mandó moras y clavos”. El artículo en sí es rico en vocabulario y también logra inventar expresiones, nuestro empleo del léxico de la región de Andalucía y muchas figuras literarias que luego nos hacen explicarse en aspecto.

Echa una ojeada a este resumen de la obra literaria de Platero y yo, donde ofrecemos una explicación detallada de la obra:

Individuos literarios

En la obra, el escritor usa figuras literarias como hipérbole, etopeyas, similares, polisíntesis y realización, así como hiperbatón y metáforas. Son de gran belleza y de enorme descripción poética.

Su vocabulario es rico, se ha utilizado mucha terminología para Andalucía, junto con adjetivos y cuestiones retóricas, admiración y puntos suspensivos.

estructura

Hablamos de 138 capítulos que tienen una extensión de una a 2 páginas cada uno, cada historia es única y no tiene conexión con el resto de los episodios, aunque quedan los mismos personajes, la historia se distribuye en partes que pasan por las estaciones climáticas, empezando con la primavera y después el verano, el otoño y el invierno.

En la salón se estampan las impresiones, sentimientos y recuerdos del escritor en la localidad de Moguer de niño, lo que quiere decir que el ambiente era real. Se composición de manera cerrada al comienzo de la primavera, las historias acaban solo al final del periodo primaveral, el período de forma anual se lleva a cabo prácticamente en la vida de Platero.

Personalidades

Sus personajes principales son Platero (el burro) y el narrador (yo), se obtienen otros individuos, pero de uno o dos en el libro. Él es quien cuenta todas y cada una de las historias, descritas como vestidas de negro, con barba penitente y sombrero negro. Su nombre es “El Ido”, que los pequeños gitanos le chillaban en el momento en que salía a pasear con su burro Platero.

Es su única compañía, en Andalucía, los burros de plata son conocidos como Plateros. En el libro, es el narrador quien lo cuenta todo sobre Platero y detalla sus sentimientos como si se tratara de los sentimientos de un niño. Tenemos la posibilidad de sugerirte que sepas la novela “El nombre de la rosa”.

Razonamiento de Platero y yo

El razonamiento del libro es la reconstrucción de las vivencias, recuerdos y la impresión que el escrito sobre su tierra natal Moguer, en el que logra encarnar sus panoramas, su gente, sus opiniones y su hábito de tipo habitual, siempre y en todo momento al lado de su burro, con quien charla todo el tiempo, como si fuera una persona real, lo considera su amigo y leal compañero.

Cada capítulo de la obra es sin dependencia, pero sigue el hilo colorado del narrador a través del paso de las distintas estaciones climáticas de la región. El escritor quiso apuntar que el trabajo de los burros en la localidad era de máxima importancia.

La obra se basa en 2 principios fundamentales, siendo el primero el carácter preciso de la gente, que refleja en la obra como si fueran anécdotas. Y otro era el problema de la educación, que en ese instante se basaba en la institución gratuita de la educación.

La obra como tal es un caso de muestra didáctico, pues fusiona el pasado y el presente del poeta y escritor para servir de modelo de enseñanza para los niños mediante la figura de Platero. En la literatura, el uso de los animales como figuras en una obra se introduce en el mundo de las fábulas, pero en el caso de Platero y yo, se crea un intermediario entre el ego y la verdad externa.

Juan Ramón Jiménez hizo el libro basado en su planeta y donde había un aislamiento de la sociedad que le rodeaba. A través de ellos, uno puede crear relaciones con el planeta exterior y traer sus impresiones al libro a fin de que sean conocidas por todos.

Detalla el mal físico y ética causado por las injusticias sociales que tuvo a partir de sus experiencias con el objetivo de establecer los comportamientos y prácticas de la gente con el objetivo de poder hacer una reflexión sobre los enormes inconvenientes de la humanidad de la temporada.

Al inicio de la obra, el burro Platero es como un toy, en el que el autor ha volcado toda la ternura iniciando un diálogo que le da respuestas líricas y humanizadoras de cosas, objetos y animales. Puede que te guste leer a Lazarillo de Tormes.

análisis

Es una extraordinaria obra literaria, donde el artículo representa escenas o ocasiones específicas, por medio de anécdotas y también impresiones relacionadas con la hermosura del paisaje y la naturaleza, que provienen de los recuerdos de infancia del escritor.

En la obra, puede criticar muy tenuemente la forma en que ciertos hábitos, personasLas tradiciones se han establecido y se sumaron para crear una relación de afecto y inocencia hacia la figura de Platero.

Hablamos de una obra realmente simple que puede ser ilusoria en tanto que se gestiona sencillamente con un lenguaje que logra ocultar la profundidad a través de los sentimientos mucho más puros y humanos. Como la inocencia, la indignación, la alegría, ser espléndido, la melancolia y asimismo la tristeza.

Mostrada como una autobiografía que se puede ver a través de su forma personal y subjetiva de escribir, el autor utiliza la figura del burro tal y como si fuera su confidente para poder contar lo que amaba, lo que sentía y lo que se podía expresar sobre diferentes temas.

Si lees el libro, lograras notar la ternura y el sentimiento hacia el burro, que en el final es el amigo inseparable del creador y al que siempre y en todo momento charla en todos sus capítulos.

El libro no fue concebido como una lectura infantil, pero puede ser apreciado por ellos pues sus anécdotas tienen una fina riqueza poética que los niños pueden percibir de forma fácil, pero siempre y en todo momento hay que contar con el apoyo de un adulto para argumentar ciertos aspectos de la obra que quizás no sean capaces de entender.

Relevancia de las mariposas

Las mariposas representan un símbolo en el libro, las mariposas blancas se muestran en el capítulo 2, que lleva por nombre mariposas blancas, su fachada es simple, pero significan la pureza de Platero.  El espíritu continúa en el tiempo, las mariposas se muestran en otros capítulos donde aparecen las mariposas blancas y negras, esta última teniendo el concepto de la desaparición.

Cuando tres mariposas de colores se muestran al final de la obra Platero, lo que recomienda que con su muerte dejó mucho más color en el mundo, y por ende su amigo fue feliz. Pues señalaban que el alma del financista permanecería.

El burro es el símbolo de inocencia, pureza e ingenuidad, que el creador puede utilizar como mediador para reflexionar sobre la alegría por las cosas más sencillas de la vida, los recuerdos y, más que nada, las figuras que ha puesto en la obra en sus distintos individuos.

La amistad que se desarrolla entre el narrador y Platero, que lo presenta como el medio de ver a todos los mismos seres, y el respeto que se debe tener por ellos y de esta manera vivir en un planeta mucho más precioso y feliz.

la película

Una adaptación cinematográfica de 88 minutos se realizó en 1965 como parte de la producción de Mars Largo. Fue rodada en España con el director Alfredo Castellón, fundamentada en guiones del mismo director y de Eduardo Mann. Las ventas esron de Antonio Prieto, Elisa Ramírez, María Cuadra, Mercedes Barranco, Roberto Camardiel, Pepe Calvo, Carlos Casaravilla, María Francés y Simón Martín.

Aquí se representa a un poeta llamado Jean, que, habiendo vivido en otra ciudad, regresa al lugar donde nació, a la ciudad o al pueblo de Moguer, donde consigue redescubrir la alegría por medio de su amistad con un burro llamado Platero, una hija de vida y alma libre. Aguedilla ahora empieza a recordar su infancia en esta localidad.

Si ves esta película, puedes sentir que toca lo más profundo de tu corazón, por el hecho de que si tuviste un animal como mascota y lo pierdes por su edad, la sensibilidad del seguro va a aumentar, aparte de una lección de vida que se puede utilizar en cualquier momento que se vea. Otro género que te puede agradar es la épica épica de Efida.

Resumen de Platero y yo

El escritor, que es el narrador y protagonista de la obra, cuenta su historia en la localidad donde nació Moguer y su relación con un fiel burrito llamado Platero. Se habla del regreso del protagonista a su ciudad después de años de estar en otro lugar, tras la llegada de los aldeanos lo ven como un ser extraño, ya que este vestido negro aún deambula por la ciudad con su burro y por consiguiente lo llamaba El Orate.

Durante su recorrido a pie por la ciudad comienza a apreciar la hermosura de los paisajes, su naturaleza, y en el transcurso de las estaciones climáticas ve a las otra gente, las paredes de piedra, las paredes, los prados, los árboles y los otros animales que ve unidos en diferentes tareas del paisaje. Cada una de las tramas de las novelas está llena de alegría y dolor.

Platero y yo contamos 138 episodios, ninguno de los cuales tiene nada que ver con uno o Otros, al no tener secuencia como tal, esto se estructura por el cambio de estaciones en España.

Como animales sin mucha gracia, el autor deseó encarnar en ella el beneficio de ver sus grandes ojos y sus largas pestañitas para mostrar la hermosura del animal por la pureza de su mirada, se tradujo en uno de sus capítulos como ella lanzó a una yegua que estaba ciega desde una vivienda, pero ella tenía el deseo de volver a ella, un que sus dueños la mataban con piedras y palos.

Platero y su dueño van a conocer a la yegua fallecida a un costado de la carretera, quien le promete a su precioso burrito que si muere, no la dejará al filo de un camino o de un camino, sino que va a ser enterrada al pie de un enorme pino por el que anduvieron.

Las miradas del hombre y del burro crean la conexión entre los dos seres: “De vez en cuando Platero deja de comer… Y él me mira y yo dejo de leerlo y mirarlo ocasionalmente. Platero es un sujeto, una vida y una experiencia del hombre que pasa el rato con él, no es que el autor haya humanizado al burro, semeja mucho más bien que estoy humanizando al hombre para darle aprecio y amor al animal fiel que siempre y en todo momento corrió a su lado.

El hombre comienza a comportarse como Platero, alegre y cariñoso, como si de un niño se tratara al lado de una mascota como un perro o un gato.

Al final, Platero muere, por la recepción de un veneno, pero su vida es corta, la vida de los burros es cortísima y ya estaba al límite, es la lección más dura de la obra la asunción de la muerte de algo que no se quiere. En uno de sus últimos episodios, hablas de de qué forma su dueño lo enterró en el jardín del pueblo, y él prosigue comentando con Platero, si bien ya no lo conozca.

Les dejamos este audiolibro de la obra de Platero y yo de Juan Ramón Jiménez:

[

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies